Sigue con tos y mocos. ¿Será una alergia?

Después de la fase aguda del catarro, la tos puede persistir incluso 2 o 3 semanas. Durante los primeros años de guardería o colegio, como tienen un catarro detrás de otro, la tos puede persistir durante meses y no es nada excepcional.

Pero esta etapa pasa, y en algún momento dejan de resfriarse. Entonces ¿porqué sigue con tos?

A veces, cuando el niño ya tiene 6-7 años, después de unos años  más  o menos tranquilos, sin tantos virus, de pronto empieza otra vez con mocos. Todo el día pegado a un pañuelo. Cuando llega la noche y se tumba se queja de que no puede respirar porque se le atasca la nariz y no para de toser en toda la noche. Y cuando se despierta parece un concierto de estornudos.A esta edad puede ser una alergia. Es importante diferenciarlos porque el tratamiento es diferente. Mientras el catarro solo precisa tratamiento sintomático, las alergias se pueden tratar. Una vez correctamente diagnosticadas, además del tratamiento sintomático con antihistamínicos, existen vacunas que son efectivas y mejoran la evolución.

Aunque los síntomas de la rinitis alérgica se parecen mucho a los de un resfriado común, hay muchos datos que nos ayudan a diferenciar uno de otro.

En primer lugar el moco. En la alergia, el moco es claro, transparente y líquido. Nos obliga a estar todo el día con el pañuelo en la mano. En el catarro el moco es inicialmente claro, pero después se hace más espeso y va cambiando de color. Al principio blanco, luego amarillento y finalmente verde hasta finalmente desaparecer.Los estornudos son muy característicos de las alergias, y aunque también puede presentarse durante los primeros días de un catarro, normalmente acaban desapareciendo pronto, mientras que persisten durante todo el tiempo en la alergia.

La tos del catarro también es distinta. Generalmente va cambiando según el aspecto del moco. Al principio es irritativa, seca. Luego se va haciendo más húmeda, como arrancando moco. La tos de la alergia es siempre irritativa y generalmente no muy importante, salvo que también haya broncoespasmo, como sucede en los asmáticos.

Otro síntoma característico de la alergia es el picor. Pica la garganta, la nariz, los oídos. Si se asocia con conjuntivitis alérgica, también pican los ojos. En un catarro, si hay molestias en la garganta generalmente es dolor.Pero quizás lo más importante para distinguir un cuadro de otro es la fiebre. La rinitis alérgica, también es conocida como fiebre del heno, pero contrariamente a los que su nombre indica, nunca produce fiebre. Si hay fiebre siempre debemos pensar en un proceso infeccioso. Vírico o bacteriano, más o menos grave, pero siempre infeccioso.

Por último también es importante la estacionalidad. Los virus son propios del invierno. Las alergias pueden aparecer durante todo el año, como es el caso de la alergia a los ácaros del polvo, que puede presentarse durante todo el año en climas templados, o solo durante algunos meses. Como las alergias a pólenes, que se manifiestan solamente durante el tiempo que dura la polinización.

El diagnostico de la alergia es sencillo y rápido, y es muy importante para poder iniciar el tratamiento más adecuado. Te explico cómo se hace en este artículo.

Si te ha resultado interesante, puedes seguirme en mi blog, en mi página de Facebook Dra Gloria Colli -Pediatra o en la Comunidad de Facebook Criar con Sentido Común

Publicado en Sin categoría y etiquetado , , , , , , , , .